El ministerio del tiempo

Primera temporada, 2015

Bildet kan inneholde: sosial gruppe, font, begivenhet.

https://www.rtve.es/television/ministerio-del-tiempo/

¿Es posible viajar en el tiempo? La respuesta parece ser sí, al menos para quien forma parte de un ministerio secreto del gobierno español.

La serie de televisión El ministerio del tiempo es la historia de este mismo ministerio, cuyos agentes viajan por las puertas temporales, no para mejorar acontecimientos dramáticos, sino para que la historia no cambie. ¿La filosofía? Que aunque la historia española no sea la mejor, podría haber sido también mucho peor. Para cumplir con este objetivo, el ministerio recluta agentes nacidos en varias épocas, entre ellos Diego Velázquez (que es el dibujante ministerial), y Ambrosio Spínola, el general de la Guerra de los Ochenta Años, y en Madrid en 2015 el ministerio obtiene tres nuevos reclutas.

Estas tres personas, después de acontecimientos dramáticos de sus respectivas vidas, se encuentran juntos en Madrid en 2015: Julián Martínez (Rodolfo Sancho), un enfermero del Samur de la misma época; Amelia Folch (Aura Garrido), una estudiante del siglo XIX; y Alonso de Entrerríos (Nacho Fresneda), un soldado del siglo XVI que ha sido traicionado por su superior. Juntos, estos tres agentes nuevos reciben misiones que los llevan por todos lados en varios siglos: Al largo de la primera temporada, nuestros héroes van a Lisboa en 1588 para salvar al poeta Félix Lope de Vega, a Salamanca en 1520 para investigar el hallazgo de un móvil moderno en una tumba de esta época (conociendo a Lazarillo de Tormes en el proceso), y a Hendaya en 1940 para asegurarse de que Franco no lleve a España la SegundaGuerra Mundial.

El ministerio del tiempo no es sólo una serie interesante, sino que también tiene momentos chistosos: Una de mis favoritas es cuando un agente estadounidense es atrapado por el ministerio y mandado a una cárcel en la Huesca del siglo XI. Además, para quien estudia castellano como lengua extranjera, El ministerio del tiempo es una buena ventana a diferentes lados de la cultura española, con varias referencias no sólo a la historia o al canon literario, sino también a la cultura popular contemporánea. Por ejemplo, en el primer episodio, cuando nuestros tres amigos se hacen conocidos en el ministerio, Alonso se enfada de que todo el mundo cree que su nombre sea Diego Alatriste. Y luego, cuando los tres viajan al año 1808 para asegurarse de que el Empecinado no muera, Julián se presenta como Curro Jiménez. Y estas son sólo dos referencias deentre las más identificables para quien no conozca bien la cultura.

Por supuesto, el concepto de viajes en el tiempo abre muchas discusiones filosóficas en las cuales no nos metemos aquí. Quizás nunca sepamos si es posible viajar por la historia – y tal vez no lo queramos saber. Sin revelar demasiado, puedo decir que los tres agentes llegan a saber más de lo que resulta cómodo para ellos. 

Al final: ¿Es El ministerio del tiempo una buena serie? En mi opinión: Sí, pero no necesariamente para todo tipo de audiencia. Yo apenas soy un árbitro neutro, ya que soy historiador y conozco algunas referencias culturales españolas. Además, aunque yo no esté de acuerdo, entiendo que algunos puedan pensar que el humor de la serie depende demasiado de payasadas. Sin embargo, me ha gustado mucho y la recomiendo a todos a quienes les gustaría aprender más sobre el castellano y sobre España.

 

Aslak Kittelsen

LES DENNE ARTIKKELEN PÅ NORSK

By Aslak Kittelsen
Published Mar. 6, 2020 10:34 PM - Last modified Mar. 25, 2021 1:50 PM