"Latinoamérica", de Calle 13

En esta breve reseña de un "Open Mic" ocurrido en Oslo, proponemos un recorrido por el estilo, los temas y el mensaje de la emotiva canción de Calle 13.

 

Hace unos años, tuve la oportunidad de asistir a un “Open Mic” internacional en un café de Oslo. Una de las artistas que participó, una chica chilena, cantó hermosamente la famosa canción “Latinoamérica” de la banda puertorriqueña Calle 13. Hacia el fin, la mujer comenzó a llorar. Su reacción me impactó muchísimo y por eso me parece interesante compartir la anécdota y analizar más a fondo la canción. En esta breve reseña, propongo un recorrido por el estilo, los temas y el mensaje de la canción que a ella tanto la emocionó, y en consecuencia, también a mí. 

 

En "Latinoamérica", el continente adquiere una voz propia y se narra a sí mismo de una manera muy creativa, usando imágenes vivas del mundo latino para describir y explicar. “La espina dorsal del planeta es mi cordillera”, nos cuenta y, al hacerlo, transmite al oyente una experiencia casi visual, un viaje por la naturaleza y los pueblitos de esa parte del mundo, recalcando los rasgos típicos de lo que tal vez pueda llamarse una cultura común o compartida a pesar de que se trata de un área grandísima que, por supuesto, contiene muchas culturas distintas también.

 

Sin embargo, “Latinoamérica” no simplemente es una oda a la belleza. La llamaría más bien una canción de lucha, hecha para despertar un sentido de comunidad entre quienes tienen esta zona como su origen. Calle 13 hace referencia a varias cosas malas que han pasado durante la historia latinoamericana. Por ejemplo, creo que con la frase “Mano de obra campesina para tu consumo” la banda buscar comentar que naciones poderosas explotan a las más pobres para comprar bienes de consumo y mano de obra más baratos. Me hace pensar en un poema que vimos en la universidad, “La United Fruit Co” (1950) de Pablo Neruda, que también está comentando como las grandes empresas invaden cruelmente y sin ningún respeto  las tierras de Sudamérica. 

 

De muchas maneras, una canción es un poema también, y diría que “Latinoamérica” y “La United Fruit Co.” pertenecen al mismo género, la llamada poesía social. En la canción dice claramente  “No puedes comprar mi vida / Mi tierra no se vende”. Así vemos como los reclamos presentes en la poesía de resistencia que nació después de la Segunda Guerra Mundial continúan vigentes en estas tierras.

 

Lo primero que se escucha es un sonido que parece el latido de un corazón que continúa de fondo durante todo el tema. Creo que esto es un símbolo muy bonito de que la tierra vive  y une a todos los seres humanos que la tienen como hogar. Me parece que el mensaje esencial en este texto es que la gente de ese continente pertenece a una cultura única y común, y que juntos son mucho más fuertes que el imperialismo: “Un pueblo sin piernas, pero que camina”.

 

A lo largo de la canción Calle 13 usa tres lenguas: español, portugés y quechua, que en mi opinión es una manera muy bonita de crear el sentido de unión latinoamericana que desea transmitir. “Aquí se comparte, lo mío es tuyo.” La primera oración de la canción contiene una sola palabra “soy”. Es una afirmación de existencia, fuerte y conmovedora. De todos los preciosos detalles y las brillantes frases que forman esta letra, pienso que el comienzo es lo mejor. Con una sola sílaba logra transmitir todas las ideas que acabo de comentar: América Latina tiene su propia identidad y valor, que nadie puede podrá derrotarla, aunque así lo intenten.

 

 

På norsk

Emneord: Latin-Amerika, Kultur, Calle 13 Av Bera Riiser Moe, María Agustina Raimondo
Publisert 4. des. 2020 13:54 - Sist endret 4. des. 2020 13:54